jueves, 11 de marzo de 2010

el sentido de la vista

LA VISTA:

La vista es el sentido que nos permite percibir la forma de los objetos a distancia, y también su color. La luz que llega de ellos es captada por una capa sensible, la retina, que manda la imagen al cerebro para ser interpretada. El funcionamiento del ojo es análogo al de una cámara fotográfica.





partes de la vista

El globo ocular:

Cada globo ocular se halla incluido en su órbita, y se encuentra protegido y asistido por una serie de estructuras anexas.
Es un órgano casi esférico, de unos 24 mm de diámetro, que está dividido en dos cámaras: la anterior o frontal, que es la menor, y la posterior, que constituye la mayor parte del globo ocular. Existen dos capas que lo recubren en su totalidad: la esclerótica y la coroides.

Esclerótica.

Está formada por fibras de tejido colágeno entretejidas en todas las direcciones del espacio, que constituyen una capa blanquecina que se encarga de mantener la forma del ojo. Se halla por fuera de la coroides, y en la parte anterior del ojo da lugar a la córnea.

Coroides.
En ella hay gran cantidad de vasos sanguíneos y pigmentos, que dan al globo ocular su color pardo. En la parte frontal da lugar a dos estructuras, el iris y el cuerpo ciliar, que se hallan entre las cámaras anterior y posterior del ojo.

Córnea.

Es la capa que pone en contacto el ojo con el aire, y es muy resistente debido a que está formada por fibras colágenas. Dado que debe dejar traspasar la luz, es una estructura casi transparente y apenas posee vasos sanguíneos. Ello es posible porque se trata de una capa muy fina que puede tomar el oxígeno directamente del aire. Debido a esta falta de sangre, la córnea es uno de los órganos más fáciles de trasplantar de una persona a otra, ya que no existe rechazo inmunológico. Sin embargo, hay en la córnea numerosas terminaciones nerviosas que hacen que los golpes en el ojo sean tan dolorosos, pero que permiten detectar al instante cualquier partícula extraña que se introduzca en él.

Iris.

Es la parte del ojo que corresponde al diafragma de una máquina fotográfica. Se encuentra entre las cámaras anterior y posterior del ojo, y esencialmente se trata de un grupo de músculos circulares y radiales (el músculo esfínter de la pupila y el dilatador de la pupila) que rodean al orificio por donde pasa la luz al fondo del ojo. Dicho orificio, la pupila, se agranda y se reduce según la cantidad de luz que llega al ojo, con lo que las estructuras internas quedan protegidas. Sobre la capa muscular puede depositarse el pigmento melanina, de forma continua o discontinua, dando lugar a los ojos marrones o verdes, o puede no existir en absoluto, produciendo los ojos azules. Estas diferencias constituyen una característica hereditaria.



IMPORTANCIA DE LA VISTA


Dificultad para leer, visión borrosa, dolores de cabeza frecuentes, problemas para distinguir colores, caminar y tropezar con algún objeto que se escapó a la visión, complicaciones para manejar bajo intensa luz solar o de noche...


Estos pueden ser algunos de los síntomas evidentes cuando la agudeza y la capacidad visual se han deteriorado, y determinan la necesidad de atención profesional inmediata para detener sus efectos negativos. Sin embargo no hace falta llegar hasta ese punto. He aquí algunas recomendaciones específicas:


En la escuela

Según explica Nicolás Yee Melgar, oftalmólogo de la clínica Visualiza, recomienda que, en caso necesario, los infantes utilicen gafas de plástico o policarbonato. “Estos lentes no se quiebran. Ellos juegan mucho, y si ellos utilizan de vidrio pueden lastimarse”, sugiere.


En la vida diaria

Es usual estar en casa u oficina sentado frente a la computadora, viendo fijamente a la pantalla para no cometer ningún error, sin parpadear, aunque tras cierto tiempo se tenga ardor en los ojos.


“No es cierto que el monitor dañe la vista directamente. El esfuerzo visual que produce la concentración hace que no se parpadee y ocasione resequedad en el ojo”, aclara Yee, al referirse a la utilización de anteojos cuando se trabaja ante una pantalla.


“Es lógico que si se pasa todo el día frente a la computadora se tendrán molestias, y las gafas serán necesarias”, dice.


Asimismo, las deficiencias visuales pueden afectar la seguridad porque se incrementan los accidentes caseros como tropiezos en gradas o cortaduras en cocina. “También tendrá dolores de cabeza constantes y sensación de destellos”, advierte Yee.


Este médico agrega que si una persona necesita lentes y no los utiliza no podrá desempeñar correctamente sus labores en el trabajo, en el deporte y otras actividades, por más que así lo crea. Por el contrario, lo que hace es forzar los ojos y agudizar el daño.


En el automóvil

Algunas personas no obedecen señales de tránsito, quizá por irresponsabilidad, pero en algunos casos por visión deficiente.


“No sé por qué a las personas no les gusta usar lentes cuando los necesitan. La mayoría de personas que usan anteojos, en sus fotografías de licencias no salen con ellos”, cuestiona Aresti, al referirse a la necesidad de anteponer la salud y seguridad a un sentido cosmético.


Aresti recalca que la responsabilidad del conductor trasciende muchos aspectos: “Una persona debe cuidarse a sí mismo, a su familia y a las personas que se relacionan con él en las calles”. Además agrega que la pérdida de la capacidad visual o una mala evaluación para emitir el permiso de conducir pueden terminar en muerte.


Los exámenes

“En caso que una persona se le note alguna deficiencia debe hacerse un examen oftalmológico para determinar si no existe alguna enfermedad, y usar los anteojos o el tratamiento respectivo”, enfatiza Aresti.


Especialistas opinan que el sentido de la vista hace independiente a una persona, pero asimismo confiable en su desempeño, por eso mismo, hacen del sentido de la vista una responsabilidad propia, lo cual debería ser un compromiso preventivo para todos, antes de que sea demasiado tarde.


Para cuidar la visión

Proteger los ojos incluye usar anteojos, de ser necesario.


• Toda persona debe efectuarse un examen médico oftalmológico con periodicidad, ya que muchas enfermedades de la vista son casi imperceptibles, hasta que ya el daño es marcado.


• Los ojos no están aislados, por ello debe considerarse como parte del cuidado integral de salud de una persona.


• Usar anteojos de sol, aunque no se tengan molestias o síntomas. Éstos protegen los daños de la luz y rayos ultravioleta.


• Si se usan gafas o lentes de contacto como recurso cosmético se debe contar con la opinión de un especialista.


• Limpiar en húmedo los anteojos para evitar rayarlos




de:http://www.escolar.com/cnat/05lavista.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada